TEGASA ha sabido adaptarse a la prohibición de los antibióticos con la creación una amplia gama de aditivos llamados “generales”, para responder a las necesidades del sector agroalimentario que produce cada año unos ciento veinte millones de toneladas de piensos en la Unión Europea.

La calidad de la alimentación animal es esencial, ya que influye en la salud de los animales y, por lo tanto, en la seguridad alimentaria.

Se ha completado la legislación en materia de etiquetado y circulación de piensos para reforzar la protección de la sanidad humana y animal. Además de las normas sobre la higiene y los controles aplicables a los piensos, la Unión regula de este modo determinadas sustancias y productos para limitar o incluso prohibir su presencia en la alimentación animal.

Les proponemos: